Qué hacer si se rompe un Termómetro de Mercurio

El termómetro de mercurio es un instrumento muy usado por casi todas las familias por su utilidad para controlar la evolución de la temperatura corporal en caso de enfermedad. Y si bien es un utensilio muy práctico y seguro en caso de ser bien manipulado, al momento de quebrarse, produce un derrame cuyos efectos pueden ser letales para la salud según su cantidad, por lo que hay que llamar a especialistas para la eliminación de sus residuos tóxicos.

Es importante saber que no se debe jugar con este elemento como quizás lo hacíamos de niños en que lo tomamos con las manos y movíamos las gotas de Mercurio sin saber el peligro.

La exposición al mercurio (Hg) elemental (del termómetro por ejemplo) se puede producir por inhalación, ingesta, inyección o contacto tópico y la toxicidad dependerá del tipo de exposición y de la duración de la misma. La cantidad de mercurio liberado al romperse un termómetro es pequeña 0,5 a 2 gr. pero puede causar una gran toxicidad y es la principal causa de exposición pediátrica.

El mercurio líquido a temperatura ambiente es volátil formando vapor de mercurio pudiendo resultar tóxico su vía principal de absorción es por inhalación de vapor con una penetración a través de la membrana alveolo capilar del 75% de la dosis inhalada el valor del mercurio es más pesado que el aire con suerte tiende a situarse cerca del suelo afectando más a los niños que los adultos.

La manipulación y exposición al mercurio es tóxico para el sistema nervioso central; provoca irritabilidad, temblores, alteración a la vista y a la audición y problemas de memoria. Por ejemplo la exposición del mercurio en un lactante puede provocar la disminución del coeficiente intelectual y retardo en el desarrollo mental y motor” 

Comandante del Cuerpo de Bomberos de Pitrufquén, Francisco Gunckel

¿Qué se debe hacer ante una rotura de un termómetro de mercurio?

  • Nunca utilice una aspiradora para limpiar el mercurio. La aspiradora colocará el mercurio en el aire y aumentará la exposición.
  • Nunca utilice una escoba para limpiar el mercurio. Dividirá el mercurio en gotas más pequeñas y las expandirá.
  • Nunca vierta el mercurio en un desagüe. Puede atascarse en las tuberías y causar problemas en el futuro durante las reparaciones. Si se descarga, puede causar contaminación en la fosa séptica o en las plantas de tratamiento de aguas residuales.
  • Nunca deambule si sus zapatos podrían estar contaminados con mercurio. La ropa contaminada también puede expandir el mercurio.
  • Llamar a Bomberos al fono 132 para proceder con los protocolos que hay antes este tipo de emergencias y la eliminación de este residuo tóxico
  • Luego del derrame y de haber hecho la limpieza de los residuos, se debe ventilar la habitación afectada por lo menos dos horas, evitando permanecer en ella durante ese periodo, con el fin de eliminar los vapores de mercurio que son los que producen la intoxicación.